Bienvenido al primer Blog sobre Economía Forense en Español

Blog: www.economiaforense.org
Contacto: José Antonio Avellaneda

Bienvenido a este proyecto de Blog que pretende desarrollar conceptos relacionados con la prueba pericial contable y económica en un intento de acercarlos al profesionales que los tiene que utilizar pero tiene una formación específica distinta. También es un cuaderno de bitácora sobre economía para no economistas y auditoría para no auditores.

¿Qué significa economía forense?

NOTA: Pásate por El Nanoeconomista y encontraras otras cuestiones interesantes relacionadas con la economía.

miércoles, 30 de abril de 2008

Manipulación contable

¿Qué entendemos por alisamiento del beneficio, dirección de los resultados, contabilidad creativa o – directamente – manipulación contable?
Todas las definiciones, más o menos aceptadas, coinciden en que existe manipulación contable cuando de altera la información financiera y contable en beneficio del manipulador, que no siempre es la empresa - como ente abstracto – sino que en la mayoría de los casos tiene cara, ojos, familia, hipoteca y cuotas del BMW por pagar.

Dicho esto, tampoco tendríamos que pensar que detrás de todo manipulador se esconde un estafador. Muchas veces la contabilidad nos da opciones, por lo que la manipulación aparece cuando de esas opciones se opta siempre por el extremo que más favorece a la imagen de resultado deseada por el manipulador, o manipuladores, en lugar de buscar la imagen fiel, que sería el fin último de la contabilidad.

En la Pyme (pequeña y microempresa) las manipulaciones contables se limitan a dos supuestos:

a) Para pagar menos a Hacienda
b) Para resultar más atractivo a los bancos

En este caso estaríamos hablando – si se me permite - de dos pequeños “pecados veniales” puesto que Hacienda ya sabe que "el que gana esconde" y por este motivo existe toda una imposición indirecta y sobre el trabajo dependiente de la que es más difícil escapar (sin que esto sirva de justificación ante una actitud insolidaria).
En relación con la presentación de balances maquillados a los bancos – no nos engañemos – ellos también lo saben y es por lo que dan (casi) mayor importancia a la seriedad en la presentación de declaraciones (por ejemplo), es decir que los pagos trimestrales o los resúmenes anuales se presenten y paguen en plazo, o en la solvencia personal del empresario, que el escuálido beneficios que presentan sus Cuentas Anuales. Por otro lado también saben que si una empresa “va bien” no lo van a ver en sus cuentas pero que si va mal saltará a la vista porque acumula resultados negativos de años anteriores. Por este motivo, además de asegurarse de la capacidad de devolución que dice la contabilidad, o cash flow suficiente, para hacer frente a los pagos, suelen exigir garantías adicionales (avales de socios y administradores, hipotecas, pignoraciones, etc.). Otra cuestión, y a lo que ya me he referido en alguna ocasión, es lo absurdo de no llevar una contabilidad adecuada - sobre todo aparece en las micro - que sirva de registro histórico de la trayectoria de la empresa o para análisis fiables.
En la empresa mediana y grande los incentivos son distintos, puesto que en el interés de los directivos (algunos) no siempre coinciden con los de la propiedad y aparece lo que se conoce como costes de agencia [MÁS en pág. 14] [y MÁS o elnace alternativo], y pese a que las elevadas retribuciones de estos se intentan utilizar para alinear sus intereses con los de accionistas y propietarios [MÁS], no siempre se consigue que actúen con lealtad e intenten deslizar los resultados de la compañía para la que trabajan en beneficio propio (bonos, incentivos, etc.)
No me extenderé mucho más porque - luego me salen unas entradas ladrillo - prefiero dejar planteado el tema de forma inicial para pasar a comentarlo durante los próximos días.
Entiendo que demostrar manipulaciones contables tiene que ser un tema central dentro de la función del economista forense pese a que, como iremos viendo, no sean tan fáciles de detectar incluso para los propios auditores de la empresa.
--------------
Entrada actualizada en www.economiaforense.es

domingo, 20 de abril de 2008

Primero "soy padre"... (más sobre Emilio Calatayud)

Una de las primeras entradas de este blog fue una Intervención del Juez Don Emilio Calatayud cuya popularidad es alimentada por su forma de impartir justicia en el Juzgado de menores nº1 de Granada (España).

Ser padre no es fácil y detrás de todo niño/joven existen unos padres que - en algún momento - cometieron un error, por acción o por omisión, pero un error. Un error que no los convierte en culpables de nada (salvo que hubiera sido intencionado) y por ello no deberían avergonzarse.

Los niños vienen al mundo sin libro de instrucciones y como padres hemos tenido que aprender sobre la marcha, por lo que toda nuestra atención... nunca sea suficiente.

Don Emilio tiene una visión distinta de la justicia y eso lo hace popular a la vez que víctima de algunas críticas.

Este es un blog dedicado a la campo que hay en la intersección entre la economía y a la justicia, por lo que me van a permitir que - por una vez - la protagonista sólo sea la Justicia.

Adjunto cuatro vídeos - muy cortitos - que corresponden al programa llamado Línea 900, de Televisión española (TVE), que se dedica al Juez Calatayud. Si hasta ahora no lo conocía es una excelente oportunidad para hacerse una idea de cómo se hacen las cosas en su juzgado.










domingo, 13 de abril de 2008

Los piratas son gente honrada

Siempre he desconfiado de las cifras que aparecen en los medios sobre la piratería. Nunca he tenido muy claro cómo se puede saber que se han perdido tantos miles – o cientos de miles - de euros debido a tal o cual práctica.

A los medios de comunicación les gusta – posiblemente animados por alguna mano negra – publicar imágenes de alguna vivienda o local en el que se hacen copias piratas de programas, música, cine, juegos, etc. y aparecen convenientemente maniatados tres o cuatro “peligrosos” – entre comillas – individuos de rasgos asiáticos.

El titular siempre suele ser el mismo: “Aprehendida banda de falsificadores, etc. etc. cuyas falsificaciones hubiesen tenido un valor en el mercado de … miles de euros”. Y es aquí donde un “nanoeconomista” debería comenzar a desconfiar:
¿Es cierto ese dato?
¿Por qué nos lo tenemos que creer?
¿Una copia pirata es igual a una venta perdida?
¿Acaso no sería más enriquecedor para la noticia que dijeran el número de “unidades” incautadas y el precio unitario que utilizan para valorarlas? (es cierto que por la “tele” eso queda farragoso pero ¿y en la prensa escrita?...).

Supongo que no valorarán un videojuego pirata a los cincuenta o sesenta euros que cuesta uno nuevo y lo harán a los tres o cuatro euros que cuesta en la calle ¿verdad?.

No, no creo que debamos ser malpensados
Cuando los lobbys de los autores – mejor dicho de los que están detras: las grandes productoras – se reparten el pastel de los derechos de autor de la música, por ejemplo, casualmente el parámetro utilizado creo que es el número de copias oficiales vendidas.
Este sistema, aparentemente objetivo, no deja de ser interesado puesto que perpetúa el choriceo de los grandes – los autores más famosos - a los pequeños – los que están empezando – ya que, en la actualidad, los discos que se compran son los de los artistas más conocidos (tienen accso a la televisión) siendo el resto de artistas menos conocidos y por tanto menos comprados ¿y supuestamente menos pirateados?. Acaso no es la pescadilla que se muerde la cola.
Asimismo, como señala Tim harford en su artículo “Piracy’s hidden treasures” (Tesoros ocultos de la piratería) la piratería no tiene que ser del todo nociva, puede ser rentable y hay quien cosigue rentabilizarla:

La respuesta más beneficiosa para una compañía frente a la piratería depende de como sean sus clientes.

Por ejemplo los consumidores que pagarían por los videojuegos si no tuvieran otra alternativa son los consumidores que son felices usando copias piratas: jóvenes tecno-usuarios. Esto significa que una copia pirata adicional en el mercado de las consolas probablemente es una venta perdida.

Pero los clientes más dispuestos a pagar por el software son las empresas. Ellos no quieren corres el riesgo de que los cogieran y que les demandaran por piratería, por este motivo una copia pirata adicional de un programa para empresas probalemente no es una venta perdida. El culpable no es un cliente sino un usuario doméstico o un estudiante que nunca hubiera pagado el precio completo. Gracias a la piratería, sin embargo, los usuarios domésticos están aprendiendo como usar Word y PowerPoint y hacen más valiosas las copias legales de Microsoft Office.
De esta forma ahorran cientos de miles de euros (dólares, libras, etc.) a sus empresas puesto que los empleados ya vienen formados de la calle, las universidades, las escuelas…

Esta es la razón por la que – al final – todos los programas de tratamiento de texto, hojas de cálculo, presentaciones, por ejemplo, se parecen: porque la gente ya viene formada y es que “los piratas son gente honrada”.





-------------
Entrada actualizada en www.economiaforense.es